Principal arrow Temas Pastorales arrow 2das Nupcias en Sacerdotes
2das Nupcias en Sacerdotes Imprimir

            El Concilio Local de Moscú celebrado en el año 1917-1918, fue quizás el último de los “Concilios Locales” de una gran Iglesia Ortodoxa Autocéfala en tocar la cuestión de las 2das nupcias de clérigos. Este Concilio sustentando su posición en la Tradición Canónica de la Iglesia, aunque también mostrándose comprensivo hacia aquellos Sagrados Ministros quienes optaron por dar tal paso, hizo todo el esfuerzo posible por mantenerlos dentro de la Iglesia, haciendo uso de su experiencia pastoral. En  vistas al interés que despierta dicho tema pasamos sin más a presentar la decisión del histórico Concilio Local de Moscú.

DECISION

Del Sagrado Concilio de la Iglesia Ortodoxa Rusa
SOBRE LAS SEGUNDAS NUPCIAS DE LOS MINISTROS SAGRADOS
19 Julio (1 Agosto) 1918

            El Sagrado Concilio de la Iglesia Ortodoxa rusa, teniendo en cuenta la petición realizada para autorizar a los Sagrados Ministros a contraer un segundo matrimonio, ha  sometido la cuestión a la Administración Suprema de la Iglesia y al Sagrado Concilio,  el cual decidió:  

            1. La prohibición de contraer un segundo matrimonio para los Ministros Sagrados ya sean viudos y/o divorciados se observará sin cambios, basándose en las instrucciones Apostólicas (I Tim. III:2, 12,; Tito I:6), los cánones de la Iglesia (Canon 3 de Trullo y otros), los ideales del matrimonio cristiano, y en la comprensión preeminente de las responsabilidades del Sagrado Ministerio.  

            2. El sumo consuelo para la porción de los Sagrados Ministros quiénes hayan perdido a sus esposas y permanecen fieles a su sagrado ministerio, debe ser asunto de atención permanente y preocupación activa  por parte de las autoridades de la Iglesia, teniendo a su disposición varios medios para este fin (la asignación a parroquias apropiadas, o la oportunidad para fomentar sus estudios y/o la introducción -del clérigo- a varios aspectos de actividades vitales de la Iglesia) así como también la ayuda por parte de sus colegas en el servicio de la Iglesia.   

            3. Los Sagrados Ministros que sean incapaces de mantenerse célibes, como los viudos o aquéllos que se divorciaron, no serán privados de sus funciones si son clérigos menores (Ej: Lector) pero quedan impedidos de alcanzar las Santas Órdenes, así como también quedarán excluidos de cualquier tipo actividad de la Iglesia, ya sea educativa, administrativa y/o directiva dentro de las instituciones eclesiásticas, con la excepción de responsabilidades que puedan excluirse específicamente por los decretos de la Autoridad Suprema de la Iglesia, o las cuales le sean requeridas a ser conducidas fuera de toda conexión con sus responsabilidades pastorales.

  Traducido al español
Por el Padre Gorazd
 
< Anterior   Siguiente >