Principal arrow Iglesias Ortodoxas arrow Mundo Helénico arrow Iglesia Ortodoxa de Chipre
Iglesia Ortodoxa de Chipre Imprimir
 
             La Iglesia de Chipre remonta sus orígenes hasta los tiempos apostólicos, la isla fue evangelizada por San Pablo y San Barnabás según lo escrito en los Hechos de los Apóstoles (13:4-13). Chipre fue administrada en lo civil como parte de la provincia Oriental del Imperio Romano, cuya capital era Antioquia, por tal motivo durante mucho tiempo los Patriarcas de Antioquia exigieron ejercer su jurisdicción canónica sobre la iglesia Chipriota reservándose para si el derecho de nombrar a su Arzobispo Primado. El Concilio de Efeso en el año 431 reconoció la independencia de la Iglesia y se pronunció en favor de que los Arzobispos de Chipre sean elegidos por su propio sínodo de obispos.

 

San Barnabás
San Barnabás

            Desde Mitad del siglo VII a mediados del X, hubo frecuentes ataques árabes contra Chipre que a menudo causaban una gran devastación; debido a esta amenaza, el Emperador bizantino Justiniano II evacuó la población cristiana de la isla entre los años 688 al 695 y estableció a muchos de ellos en una nueva ciudad en los Dardanelos llamado Nea Justiniana. El Arzobispo de Chipre fijó su residencia allí y se dio el título adicional de Arzobispo de Nea Justiniana, un honor que aún retienen. La victoria final del Emperador bizantino Nicephorus II Phocas (963-969) sobre los árabes inauguró un período de paz durante el cual se reconstruyeron iglesias y monasterios y la iglesia chipriota entró en una era de gran florecimiento. Si bien la amenaza de los árabes había sido conjurada; durante los siglos XI y XII, se gestó un resentimiento creciente en la población por el dominio opresivo de los sucesivos gobernadores bizantinos, que a menudo usaron Chipre como una base de operaciones para rebelarse contra los mismísimos Emperadores de Constantinopla.

            En 1191 la isla fue conquistada por el Rey Ricardo Corazón de León de Inglaterra quién había venido a la región con el fin de participar en las cruzadas. Después, el Rey Ricardo vendió la isla a los Caballeros Templarios, los cuales a su vez la vendieron en 1192 al desterrado Rey francés del estado Cruzado de Jerusalén. Él estableció una sociedad feudal occidental en Chipre y una dinastía que duraría casi 300 años. Muy pronto a consecuencia de estos cambios, una jerarquía latina fue instaurada en Chipre, en detrimento de la autóctona Jerarquía Ortodoxa de la isla. Por el año 1260 los Monasterios Ortodoxos habían quedado bajo la autoridad de los obispos latinos, el número de obispos Ortodoxos en la isla había vio pronto reducido de quince a tan sólo cuatro, y todos ellos se vieron forzados a ponerse bajo la autoridad del nuevo Arzobispo latino de Chipre. Varias órdenes monásticas occidentales fundaron casas en la isla, a menudo beneficiadas por la sistemática confiscación de las propiedades eclesiásticas ortodoxas. Esta situación poco cambió con la conquista de Chipre por parte de Venecia en 1489.

            En 1571 la isla cayó en manos del Imperio Otomano. Los turcos acabaron con el sistema social feudal, desterraron a la jerarquía latina, y reconocieron en cambio a la ortodoxa. Si bien a los ortodoxos les fue permitido proceder a la elección de su propio Arzobispo, ellos sólo fueron habilitados a conservar la estructura de las cuatro diócesis que los Latinos les habían permitido antiguamente. Como era costumbre en el Imperio Otomano, los obispos Ortodoxos fueron los líderes tanto civiles como espirituales de las comunidades étnicamente griegas de la isla. Por tal razón cuando la revolución griega estalló en 1821, los obispos chipriotas fueron considerados simpatizantes de la causa griega por lo que ese mismo año fueron convocados todos los obispos de Chipre, así como muchos otros clérigos prominentes al palacio del gobernador para discutir la nueva situación, pero tan sólo se trató en verdad de una emboscada por lo que fueron asesinados en mano de los guardias del palacio. Luego de aquel triste episodio, una nueva jerarquía fue enviada a la isla por parte del Patriarcado de Antioquia. Estos obispos pudieron mejorar un poco la situación de la comunidad griega, pero aún siguieron sufriendo la imposición de contribuciones muy pesadas.

            En 1878 Gran Bretaña arrendó la isla a Turquía y en 1914 la anexó al Imperio Británico. Sin embargo entre la mayoría de la población griega de la isla se fue gestando un movimiento político a favor de la enosis, o unión con Grecia. Los líderes religiosos ortodoxos estaban envueltos en este movimiento, siguiendo su papel tradicional en los asuntos políticos. Cuando Bretaña concedió la independencia a la isla en 1960, luego de una larga lucha contra la opresión colonial inglesa, el Arzobispo de Chipre, Makarios III, líder indiscutido de la causa independentista por la cual fue exilado y encarcelado por las autoridades coloniales, fue elegido como primer presidente de la Chipre libre. Los conflictos entre las comunidades griegas y turcas posteriores a la independencia de la isla culminaron en 1974 por medio de la invasión turca a la isla y el establecimiento de la República "turca de Chipre" en el Norte. Se destruyeron muchas iglesias y monasterios en la región norteña de la isla o fueron saqueadas durante el conflicto; a los ortodoxos del norte se les negó todo acceso a sus iglesias o monasterios. Recién el 30 de noviembre de 1994, dos sacerdotes fueron autorizados a cruzar a la región del norte y celebrar la Eucaristía en el monasterio de San Andrés en la península de Karpas, por primera vez en 20 años.           

            En Abril de 1973 se generó una aguda crisis dentro de la iglesia Ortodoxa de Chipre, cuando los tres Metropolitanos de la isla declararon la deposición del Arzobispo Makarios, a causa de que su papel como Presidente fue considerado incompatible con su función episcopal. Pero en julio los tres Metropolitanos eran depuestos por un Sínodo Mayor compuesto por obispos de los Patriarcados de Alejandría, Antioquia, Jerusalén, y la Iglesia Ortodoxa Griega. Nuevos obispos fueron designados en los cargos vacantes, y el número de diócesis en Chipre se elevó de cuatro a seis.

 Arz. Makarios

 Arz. Makarios
Etnarca de Chipre

            En la iglesia Ortodoxa de Chipre hacia fines de 1997 contaba con nueve monasterios masculinos con un total de 84 monjes, y con catorce comunidades femeninas con un plantel de 142 monjas. La comunidad monástica masculina más prominente es el monasterio de Kykkos, localizado en lo alto de las montañas de Troodos. Sus monjes componen el staff de formadores del seminario de la Iglesia Chipriota, San Barnabás Apóstol, que es la Escuela Teológica que la iglesia posee en Nicosia.

LOCALIZACIÓN: Chipre

CABEZA: Arzobispo Crisóstomos (nacido 1927, electo 1977)

TÍTULO: Arzobispo de Nea Justiniana y Toda Chipre

RESIDENCIA: Nicosia, Chipre.

FIELES: 442,000 Almas

Crisóstomos III

Arz. Crisóstomos III
de Chipre

 
< Anterior   Siguiente >