Iglesia Ortodoxa de Macedonia Imprimir
            Macedonia, es un importante centro geopolítico de los Balcanes desde tiempos ancestrales, durante largos siglos se ha visto envuelta en sendos conflictos territoriales entre Turquía, Serbia, Bulgaria y Grecia.

            Mientras Macedonia estaba bajo la administración del Imperio Otomano, la Iglesia Ortodoxa estaba bajo la Jurisdicción del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla; cuando el dominio turco finalizó luego de la Guerra de los Balcanes (1912-1913), el sur de Macedonia se convirtió en parte del territorio de Grecia; en cambio el norte, habitado por eslavos, fue integrado dentro del Reino de Yugoslavia. Con el beneplácito del Patriarcado de Constantinopla, los ortodoxos eslavos del norte, fueron incluidos dentro del Patriarcado Serbio y organizados en tres diócesis.

            Cuando los comunistas asumieron el poder en Yugoslavia, luego de la II Guerra Mundial, el nuevo gobierno decidió reorganizar Yugoslavia sobre las bases de un esquema federativo, de este modo se dio origen a la República de Macedonia. Los comunistas apoyaron las aspiraciones de algunos macedonios, los cuales deseaban reafirmar su propia identidad, en orden a ganar la simpatía del nuevo régimen.

            Durante este tiempo, el gobierno respaldó el esfuerzo de algunas Comunidades Ortodoxas de la República Macedonia, cuyo objetivo era restablecer una Iglesia Ortodoxa independiente. En Octubre de 1958, un Concilio Eclesiástico Nacional, con la presencia de 220 sacerdotes y laicos, se reunió en OHRID, allí se declaró la restauración del antiguo Arzobispado de Ohrid, y la plena autonomía de la Iglesia Ortodoxa de Macedonia; también fueron electos tres nuevos obispos para las tres diócesis de la Iglesia. Esta elección fue considerada irregular, porque sólo un obispo se encontraba presente, pero esta nueva Iglesia se proclamó a si misma, en unidad canónica con la Iglesia Ortodoxa Serbia a través de la persona del Patriarca Serbio. En Junio de 1959, el Santo Sínodo de Serbia, aceptó esta “situación de facto” y al próximo mes, aquellos tres obispos electos fueron consagrados al episcopado, por los obispos serbios.

            En otoño de 1966, la Iglesia Ortodoxa de Macedonia, peticionó formalmente al patriarcado serbio, la concesión del estatus de Iglesia Autocéfala, lo cual fue rechazado de plano por el episcopado serbio.

            Los macedonios, entonces, siguieron adelante con su plan, y se reunieron en un Concilio en la ciudad de Ohrid, entre los días 17 al 19 de Julio de 1967; el último día, actuando conforme a una resolución de dicho Concilio, el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Macedonia, proclamó su Autocefalía. Al Metropolita se le otorgó el nuevo título de “Arzobispo de Ohrid y Macedonia”. Cabe mencionar  que todo esto pudo realizarse, merced al franco apoyo de las autoridades civiles, quienes brindaron al ahora Arz. de Ohrid, honores de estado, concurriendo a la ceremonia de asunción de funciones del antiguo metropolita.

            En Septiembre de 1967, el Sínodo Ortodoxo Serbio declaró a la Iglesia Ortodoxa de Macedonia, como cismática, e interrumpió toda vinculación litúrgica y canónica con su jerarquía, aunque no con sus fieles. Esta drástica decisión sería apoyada por otras Iglesias Ortodoxas, las cuales tampoco reconocieron la legitimidad de esta nueva jurisdicción.

            La desintegración de Yugoslavia, permitió la declaración de independencia de Macedonia en el año 1991, pero su nombre sería disputado por Grecia, y consecuentemente no fue reconocida por las mayoría de los países de la comunidad internacional.

            En Diciembre de 1991, el Arz. GRAVIL, renunció a su dignidad como Jefe de la Iglesia, probablemente a causa de ciertas tensiones dentro de la Jerarquía, a raíz del estatus canónico de la Iglesia, aunque él fue persuadido luego a reconsiderar su renuncia, después de que el Santo Sínodo le hiciese un voto de confianza.

            El Patriarca Serbio PAVLE, recibió una delegación de obispos ortodoxos macedonios a mediados de 1992, a fin de discutir el estatus de esta Iglesia, pero aquellos contactos no condujeron a la restauración de la comunión canónica. El actual gobierno de Macedonia, apoya fuertemente la autocefalía de la Iglesia, aunque el Patriarca de Constantinopla, BARTOLOMÉ I,  no simpatiza con la idea puesto que declaró: que tal estatus no puede ser reconocido a raíz de los evidentes factores políticos que envuelven a la causa.

            En el tiempo de la declaración de autocefalía del año 1967, la Iglesia Ortodoxa de Macedonia incluía 334 sacerdotes, que servían en las aproximadamente 400 parroquias de ese territorio.

            El monacato, experimentó una fuerte retracción dentro de esta Iglesia; en 1992 se reportó la existencia de tan sólo 10 religiosas con Comunidades en Bitola y Prilep, mientras que una reciente fundación monástica masculina, se instaló en el antiguo Monasterio de San Naum, junto al Ohrid, aproximadamente las dos terceras partes de la población total de Macedonia es ortodoxa.

            Los obispos ortodoxos macedonios que residen en la ciudad de Skopje, capital de la República, tiene responsabilidad sobre las parroquias que se encuentran en la diáspora. El Arzobispo STEFAN de Ohrid, es responsable de las 19 parroquias y un monasterio en los EEUU, y otras 7 parroquias y un monasterio en Canadá, en tanto que el Metropolita Petar, supervisa las 21 parroquias y 2 monasterios que tiene esta Iglesia en Nueva Zelanda y Australia, del cual el secretario diocesano es el Padre Grigor Kifelinov.

LOCALIZACIÓN: Antigua República Yugoslava de Macedonia, diáspora en EEUU, Canadá y Oceanía.

CABEZA: Arz. STEFAN (nac.1955 - electo 1999)

TÍTULO: Arzobispo de Ohrid y Macedonia.

RESIDENCIA: Skopje, Macedonia

FIELES: 1.200.000 Almas

Arz. STEFAN de MACEDONIA
 

Arz. STEFAN de MACEDONIA

 
< Anterior   Siguiente >