Iglesia Ortodoxa Rusa Libre Imprimir
  
A principios de la década del noventa, la Iglesia de las Catacumbas (Catacombniks) de Rusia, la cual era un remanente de lo que quedaba de la antigua Administración Patriarcal Pre-revolucionaria, ya no contaba con jerarquía episcopal propia desde hacia años como producto de la incesante persecución que esta Iglesia padeció en la URSS. Fue bastante natural, entonces, que los Cristianos de las Catacumbas se volcaran hacia la ROCOR, quien todavía conservaba el legítimo linaje de la antigua Administración Eclesiástica Ortodoxa Rusa pre-revolucionaria. Muchos sacerdotes de las Catacumbas durante los Servicios Divinos conmemoraban al Metropolita Philaret y luego al Metropolita Vitaly, quienes fueron los Obispos Primados de la ROCOR entre los años 1965 a 1994.

Las parroquias catacombniks de origen "Josefita" en San Petersburgo y las de la región Noroeste, así como las de origen "Buevtsi" de la región de Voronezh sumados a los catacombniks de la región de Moscú, eran atendidos por el sacerdote Mikhail Rozhdestvensky (+1988). Algunos sacerdotes, hieromonjes y un archimandrita apoyaban espiritualmente a los "Dalyntsy" de la región de Vyatka, Tatarstan, Mordovia, y Chuvashia. La cabeza de este remanente de la antigua Administración de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el Arzobispo Antonio (Galynsky-Mikhailivsky), falleció en Kiev en 1976, pero su obra no murió con él pese a que no pudo consagrar a un sucesor, sino que un pequeño número de sacerdotes y un gran número de fieles siguieron manteniendo viva a la antigua Iglesia.

Debido al desconocimiento local por parte de la Jerarquía de la ROCOR, ausente por décadas en Rusia, se llevó a cabo -en 1982- la consagración del Arzobispo Lazar (Zhurbenko), la ceremonia debió realizarse en un pequeño departamento en Moscú dada la situación de clandestinidad de tal acto. El Arzobispo Lazar (+2005) sin embargo, era visto con desconfianza por la mayoría de los catacombniks.

Como consecuencia del comienzo de la "perestroika" y la posterior caída del régimen soviético, la ROCOR comenzó a abrir parroquias en forma legal dentro de Rusia, de este modo los "catacombniks' comenzaron a salir a la luz y a confiar en el restablecimiento de la Antigua Iglesia Ortodoxa Rusa, con la indispensable ayuda de la ROCOR (o Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero).

La primera y principal parroquia que entró bajo la jurisdicción del Sínodo de la ROCOR fue la parroquia del Santo Zar Konstantin en Suzdal que estaba subordinada directamente al Metropolita Vitaly.

Catedral San Constantin en Suzdal

Catedral San Constantin en Suzdal

 

Casi un año después de su unión, el 10 de febrero de 1991, en Bruselas, el superior de dicha parroquia, el Archimandrita Valentín (Rusantsov), fue consagrado como Obispo de Suzdal. Desde ese momento, comunidades enteras de las catacumbas comenzaron a ser recibidas dentro de la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre, o FROC -según su sigla en inglés- (este nombre es el que tomó la Iglesia Ortodoxa de Rusia bajo la protección canónica de la ROCOR). También muchos sacerdotes y parroquias dejaron el Patriarcado de Moscú y fueron aceptados en la FROC.

En Suzdal, conjuntamente con la grey que había abandonado el Patriarcado con el entonces Archimandrita Valentin, se sumaron algunos grupos de catacombniks de zonas vecinas quienes se pusieron bajo su guía pastoral, la cual era ejercida desde la Iglesia del Zar Konstantin. También, durante aquellos años  fueron creadas nuevas comunidades y parroquias; sin embargo pese a este crecimiento otros Catacombniks mostraron cierta desconfianza hacia el Arzobispo Lazar, quien suministraba apoyo espiritual a las comunidades no registradas ante el Estado, y que por consiguiente constituían la facción "clandestina" de FROC, los cuales no tardaron en recurrir también al Obispo Valentin de Suzdal. Todas las comunidades enviaron representantes a Suzdal con orden de averiguar que era exactamente la  FROC, sobre su jerarquía y clero, y si ellos realmente practicaban la Verdadera Ortodoxia. Representantes de los "Josefitas" y las comunidades de los "Buevtsi" de Voronezh y San Petersburgo se unieron a la FROC cuando fueron a Suzdal. La actual Igumena del Convento de la Deposición del Manto de la Virgen Maria en Suzdal, Skema-Higúmena Evfimia, fue a Suzdal desde la comunidad de los catacombniks de Voronezh.

En 1992 un gran número de comunidades de las catacumbas de los "Galyntsy" oriundos de la región de Vyatskaya se unió a la FROC, y su Arcipreste Valentín (quien había sido ordenado en 1965 por el Arzobispo Antoniy [Galynskiy]) fue tonsurado como monje en 1997 bajo el nombre de Anthony y posteriormente fue consagrado al episcopado como Obispo de Yaransk. Numerosas monjas los catacombniks de diversos lugares de Rusia y Ucrania vinieron hasta Suzdal, dónde el Obispo Valentín fundó un monasterio para ellas en honor a San Juan [Maximovich] de Shanghai y San Francisco. (San Juan fue el padre espiritual de San Antoniy [Galynskiy] y mantuvo siempre correspondencia con él.)

Durante el período de 1991-93, los catacombniks del Cáucaso fueron a Suzdal y se pusieron bajo el cuidado pastoral de Vladika Valentín. Para suministrárseles apoyo espiritual a estas comunidades - así como también a las del Sur de Rusia - el monje de las catacumbas Serafín, quien había pasado muchos años en las montañas de Abhazia, fue consagrado Obispo de Sukhumi en el año 1994.

Una famosa confesora de la Fe, quien pasó 25 años en campos de concentración de la antigua Unión Soviética, fue la organizadora de parroquias de las catacumbas en Kuban y Ucrania, monja Serafina (Sanina), tambien fue a Suzdal; ella fue elegida como Higúmena del convento de las catacumbas en Suzdal dedicado a San Juan de Shanghai. Luego de esto, muchas comunidades catacombniks de Ucrania y Bielorrusia se unieron a la FROC. En 1998, fue consagrado un obispo para estas comunidades- el Muy Reverendo Ilarion (Sukhodolsky).

Desde el principio de los años noventa, cuando comenzó la publicación  de los archivos desclasificados del Quinto Departamento de la KGB (el cual había controlando por años las asociaciones religiosas), muchas comunidades del Patriarcado de Moscú entraron en la FROC. Sin embargo el rápido crecimiento de la FROC fue entorpecido por las anticanónicas y provocativas acciones de algunos arzobispos de la ROCOR que eventualmente llevaron al descrédito a la ROCOR en Rusia y al conflicto entre la ROCOR y los obispos rusos de la FROC. La razón para tales acciones por parte de los jerarcas de la ROCOR fue su ilusión con respecto al "verdadero renacimiento espiritual"  en una Rusia que era distante y poco conocida para ellos. También, su totalmente incorrecta visión del Patriarcado de Moscú como "Iglesia de la Madre" quien fue tomada cautiva por los ateos, esta confesión es contradictoria a la confesión de la Iglesia de las Catacumbas.

El representante designado por el Sínodo de la ROCOR en Moscú, el Obispo de Cannes, Vladika Varnava (Prokofiev), abiertamente acudió a la protección de la organización fascista denominada "Pamyat", creyendo ingenuamente que esta uniría a todos los verdaderos patriotas de Rusia y que era una organización política influyente que podría "restaurar la monarquía ortodoxa". El Obispo Valentín, viendo que las actividades del Obispo Varnava estaban llevando al descrédito a la ROCOR y por ende a la FROC, se negó a cooperar con él. Como resultado, "Pamyat", intento lograr el control absoluto de la ROCOR en Rusia (en el cual muchos fieles, por alguna razón, vieron un cierto "orden político"), de esta manera comenzó la lucha contra el Obispo de Suzdal quién se opuso fervientemente al totalitarismo xenófobo detentado por ese grupo político, como resultado de ello, Vladika Valentín fue calumniado ante el Sínodo de la ROCOR.
 

Escudo de los nazis-fascistas-zaristas de Pamyat

Escudo de los nazis-fascistas-zaristas de Pamyat

 

Consecuentemente, los conflictos aumentaron entre los líderes del Sínodo de la ROCOR y los obispos en Rusia, quienes adhirieron a la verdaderamente ortodoxa visión de las catacumbas.  Los Obispos de la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre (FROC) que estaban bajo la jurisdicción de la ROCOR, es decir, Arzobispo Lazar y Obispo Valentín, fueron ilegalmente removidos de sus cátedras. Sin embargo, todas sus demandas para un juicio justo y sobre implicación de los santos cánones violados, fueron denegadas, ellos no tuvieron ningún otra alternativa que separarse administrativamente de la ROCOR y formar una administración autónoma, en base al Ukaz 362 del Patriarca San Tikhon y su Supremo Oficio de la Iglesia,  promulgado el 20 de noviembre de 1920. Ellos entonces procedieron a consagrar tres obispos para la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre, ya sin comunión con la ROCOR: los Vladikas Fiodor, Serafin, y Agafangel. 

Un año después, luego del infructuoso intento por encontrar medios aceptables para la autonomía de las parroquias rusas, el 11/24 de febrero de 1995, el Sínodo de la ROCOR - anticanónicamente - suspendió a los cinco Obispos de la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre. Esta acción fue ilegal porque se realizó sin una corte eclesiástica, lo cual es un acto contrario a lo pautado en los cánones. De esta manera, el Sínodo de Obispos en el Extranjero estaba intentando avasallar a la Iglesia de las Catacumbas de Rusia/FROC, mediante una resolución que sólo puede ser tomada por un Concilio Local de Toda Rusia. 

             El resultado obvio de esto, fue un cisma definitivo entre el Sínodo de la ROCOR y la Iglesia Libre de Rusia. Desde 1921 hasta 1991 había existido una unidad espiritual, y desde 1991 hasta 1994 existió también una unidad administrativa. Esta unidad de las partes de la Iglesia Ortodoxa Rusa Local fue quebrada por las faltas del Sínodo de la ROCOR, quien cambió su curso de acción, en razón de preparar su unión con el Patriarcado de Moscú, por tal motivo sus Jerarcas vieron a sus propias parroquias rusas, como un impedimento para tal unión. Las ilegítimas acciones por parte de los obispos de la ROCOR contra la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre los hicieron responsables del pecado de cisma. En el Concilio de Obispos de la ROCOR celebrado en 1994, esta Jurisdicción se volvió mas permeable a la aceptación conciliar de la doctrina ecuménica del Metropolita vétero-calendarista griego Kiprianos de Oropos y Fili y su Sínodo de Resistencia y también en ese mismo Concilio se proclamó la comunión oficial con el Patriarcado Serbio - miembro del Concejo Mundial de Iglesias -. En razón de esto, la reconciliación con el Patriarcado de Moscú, era solo cuestión de tiempo. 

 

En 1995, el Arzobispo Lazar, con los Obispos Benjamín y Agafangel, regresaron a la ROCOR, y solo tres obispos permanecieron en la FROC, con Arzobispo Valentín a la cabeza. En mayo de 1995 el secretario de muchos años en el Sínodo de Obispos de la ROCOR, el famoso historiador de la Iglesia y canonista, el Obispo Gregory (Grabbe), visitó Suzdal. Él aprobó totalmente las decisiones de los obispos rusos de retirarse de la subordinación administrativa al Sínodo extranjero (ROCOR) por causa de la conservación la pureza de la Fe y los santos cánones. 

Entretanto, como resultado de los continuos encuentros entre el Arzobispo de Berlín, Mark (ROCOR), y los líderes del Patriarcado de Moscú (en particular, con el mismísimo Patriarca), el Sínodo Ruso en el Extranjero y el del Patriarcado de Moscú, acordaron deponer en conjunto al Arzobispo Valentín, aunque ya habían pasado varios años desde que él había dejado de pertenecer a cualquiera de estas dos Jurisdicciones. 

El Arzobispo Valentín terminó por ser considerado enemigo por ambos bandos, puesto que él era ahora un obstáculo para la reunificación de la ROCOR y el Patriarcado de Moscú, por tal motivo la ROCOR procedió a deponerlo en septiembre de 1996 y el Patriarcado de Moscú en febrero de 1997. Los Obispos fieles a Valentín en Rusia consideraron estas acciones como canónicamente incoherentes, ya que la ROCOR y el Patriarcado de Moscú se dirigieron directamente contra el clero de la FROC, quienes desde hacía años no eran miembros de ROCOR ni del Patriarcado.

 

El entonces Arzobispo Valentín y su Sínodo

El entonces Arzobispo Valentín y su Sínodo

 

 

        En cuanto a las acciones tomadas por el Patriarcado de Moscú, los miembros de la Iglesia Ortodoxa Rusa Libre, consideran que no se puede considerar al Patriarcado como una Iglesia. Ya en 1994, el Obispo Gregory (Grabbe) en su informe al entonces Metropolita Vitaly de la ROCOR, llamo a tales "suspensiones" y "destituciones" como una "ilegalidad sin precedentes."   

       En octubre de 1998, la "Iglesia Ortodoxa rusa Libre" (FROC) era nuevamente registrada bajo el nombre de "Iglesia Ortodoxa Rusa Autónoma” (según sigla en inglés ROAC). Actualmente el episcopado de la ROA cuenta con doce obispos y su cabeza fue elevada al rango de Metropolita en marzo de 2001.

 
            Con respecto a los últimos acontecimientos eclesiásticos de Rusia, el Metropolita Valentín se muestra cautamente contrario al proceso de unión entre la ROCOR y el Patriarcado de Moscú; en otro orden de cosas, el Primado de la Iglesia Ortodoxa Rusa Autónoma, ha sido también objeto de atentados en el pasado año 2005, además de sufrir un marcado deterioro en su estado físico a causa de su diabetes, lo cual lo llevó a viajar con bastante frecuencia a Suiza para recibir un adecuado tratamiento; sin embargo esto no impidió que se le haya tenido que amputar un dedo del pie a causa de este mal.  Esta Jurisdicción cuenta (al año 2006) con algo mas de 300 parroquias en Rusia y una decena de parroquias en el extranjero, principalmente en Europa.

 

Metropolita Valentín de Suzdal

Metropolita Valentín de Suzdal

 

            Desde el año 2004, y como resultado de la situación de la ortodoxia rusa local, la Iglesia Ortodoxa Rusa Autónoma decidió abrir una Misión en la República Argentina, la cual es dirigida por el Presbítero Siluan Dignac, el cual fue ordenado en Febrero de 2005 para tal propósito en la ciudad rusa de Suzdal, y más precisamente, en la histórica Catedral del Zar Constantin. 

Padre Silouan Dignac

Padre Silouan Dignac

Rector de la Misión en Argentina

 

 

Nota: El presente archivo es el resultado de una traducción y adaptación actualizada de un texto mas extenso escrito por Vladimir Moss, intitulado “Breve Historia de la Iglesia Ortodoxa Rusa Autónoma”
 
< Anterior   Siguiente >