Principal arrow Iglesias Ortodoxas arrow sin Comunión con Constantinopla arrow Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Montenegro
Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Montenegro Imprimir
           Poco después del colapso del Régimen Comunista en los Balcanes a principios de la década del 90, se comenzaron a dar los primeros pasos hacia la restauración de la Iglesia Ortodoxa Autocéfala de Montenegro, cuya autocefalía había sido resignada en el año 1920 a favor de la Iglesia Ortodoxa Serbia, cuando el Reino de Montenegro se disolvió dentro del Estado Serbio.

           Es necesario recordar, para comprender mejor la problemática de la Iglesia Ortodoxa Montenegrina, que a finales del siglo XV y comienzos del XVI, la Metrópolis de Montenegro había comenzado -de facto- a regirse de modo autocéfalo, sin embargo, con la desaparición en el año 1766 del Patriarcado de Pec, esa autocefalía se volvió formal según los cánones; por tal motivo su estatus de Iglesia Autocéfala fue reconocida por el Patriarcado de Constantinopla, la Iglesia Ortodoxa Rusa, la Iglesia Ortodoxa Serbia, y demás Jurisdicciones Ortodoxas. En el plano político, desde el año 1697, Montenegro fue regido por la dinastía etnárquica de los Petrovic, fundada por el Metropolita Danilo I (Petrovic); dicha dinastía fue posible gracias a la sucesión de tíos a sobrinos, el último Metropolita etnarca de esta dinastía fue Petar II quién gobernó desde 1830 a 1851; su sobrino, el Gran Duque Danilo Petrovic rehusó convertirse en Metropolita, y de ahí en mas la Dinastía Petrovic, la cual reinó por 220 años hasta 1918, dejó de ser etnárquica.

Metropolita Petar II

Metropolita Petar II (1830-1851)

           La Iglesia Ortodoxa Montenegrina, quién sin lugar a dudas, forjó la identidad nacional del Reino de Montenegro, permaneció autocéfala hasta el año 1920, cuando por presión del Regente Aleksandar Karađorđević debió resignar su estatus y disolverse dentro de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

           En 1993, por libre voluntad del mismo pueblo de la República de Montenegro, fue reestablecida la Iglesia Ortodoxa Montenegrina, siendo electo como líder de la misma el Archimandrita Antonije Abramovic, el cual fallecería con el rango de Metropolita, en la Navidad del año 1997.

           Su Beatitud Antonije, Obispo de Cetinje y Metropolita de Montenegro, sufrió durante su gobierno pastoral, una orquestada campaña de intrigas en su contra, sin embargo, el nunca cesó de orar por sus adversarios eclesiásticos del Patriarcado Serbio, y sus simpatizantes seculares, los cuales ocupaban puestos de importancia dentro del propio gobierno nacional. El Metropolita Antonije, falleció sin consagrar sucesor.

 

Metropolita Antonije

Metropolita Antonije de Montenegro
junto al Príncipe Montenegrino Nicolás Petrovic

 

           A la postre, le sucedería como Primado, el Archimandrita Mihailo (Mirás Dedeić), quién ya había sido electo para suceder al Metropolita Antonije, el día 6 de Enero de 1997, por medio de la tradicional aclamación pública, en la ciudad de Cetinje.

           Vladika Mihailo, fue un clérigo de una formación muy particular: nacido en Montenegro, comenzó sus estudios en la Escuela Teológica de Belgrado en el año 1965, con la bendición del Obispo Pavle (actual Patriarca de Serbia), graduándose en 1969; luego se desempeñó como profesor en la Escuela Monástica de Ostrog. En 1973, Mihailo realizó estudios de Post grado en el Instituto Pontificio Oriental de Roma, luego de finalizados sus estudios en Roma, fue invitado a Moscú por el Metropolita Filaret donde concurrió a la Academia de Espiritualidad Rusa en Zagorsk.

           A pesar de todos sus estudios, Mihailo, jamás fue sacerdote de la Iglesia Ortodoxa Serbia, puesto que él fue ordenado presbítero el 30 de Junio de 1988 en la Iglesia Santa Trinidad de Viena, por parte del Metropolita austriaco y Exarca de Italia, Hungary Hrizostom, y el Obispo greco-austriaco Mihail Hristopulis. Esta ordenación fue realizada con la autorización del aquel entonces Patriarca Ecuménico Demetrios I, luego de su muerte, fue sucedido por el actual Patriarca Bartolomé, y fue durante su gestión dónde se desempeñó como sacerdote en la Iglesia Ortodoxa Griega de Roma (San Andrés), dónde llegó a ser promovido al rango de Archimandrita, hasta su oficial e irrevocable renuncia signada el 27 de Enero de 1997, es decir, 21 días después de ser proclamado en la ciudad montenegrina de Cetinje, como sucesor del entonces Metropolita Antonije.

           El Metropolita Mihailo, fue amigo personal del Rey de Italia Humberto II, hijo del Rey Víctor Manuel II y la Reina Helena, quien fuera nieta del Rey Nicolás de Montenegro. El futuro Vladika Mihailo, durante un tiempo trabajó en los archivos de la residencia de Humberto II, dónde se dedicó a estudiar numerosos documentos acerca de la Reina Helena.

           Para poder consagrar al episcopado al Archimandrita Mihailo, el clero montenegrino recurrió a una facción de la Iglesia Ortodoxa Búlgara, la cual en el año 1992 se había escindido del Patriarcado Búlgaro, en razón de que el Patriarca Maxim, electo en 1971, había sido antianónicamente electo por presión de las autoridades comunistas que regían el país. Esta facción disidente del Patriarcado Búlgaro estuvo liderada por el Metropolita Pimen de Nekrop, el cual contó con el apoyo de otros tres Obispos del Sínodo. El por entonces Metropolita Pimen había solicitado la destitución del Patriarca Maxim; y unos pocos años mas tarde, el 4 de Julio de 1996, el mismo Metropolita Pimen asumió el rango Patriarcal, quedando de facto, como Patriarca rival de Maxim. El ahora Patriarca Pimen, era un hombre muy estimado en Bulgaria, y es por esta razón que cuando asumió el Presidente de Bulgaria, Petar Stoyanov en enero de 1997, éste eligió al Patriarca Pimen para que bendijese los actos oficiales de su asunción al poder. Este Jerarca sería quién el 15 de Marzo de 1998, en la ciudad de Sofía, junto a otros siete Metropolitas y Obispos, procedió a consagrar a Mihailo como Obispo Primado de Montenegro, convirtiéndose de este modo, en la fuente apostólica de la Iglesia Ortodoxa Montenegrina. El Patriarca Pimen, abdicaría a su Oficio Patriarcal el 1 de Octubre del mismo año, a fin de restaurar la unidad de la Iglesia Búlgara, él fallecería un año después a los 93 años, en su antiguo cargo de la Diócesis de Nekrop. El resto de los Obispos y Metropolitas búlgaros que acompañaron a Pimen en aquella consagración, también retuvieron sus antiguos cargos, integrándose nuevamente al Patriarcado de Bulgaria.

           El Metropolita Mihailo, fue entronizado como Cabeza de la Iglesia Ortodoxa de Montenegro el 31 de Octubre de 1998, en presencia de miles de feligreses.

Metropolita Mihailo

Metropolita Mihailo
en un masivo Acto Litúrgico

           Las reacciones dentro del Patriarcado Serbio no tardaron en llegar luego de la entronización del Metropolita Mihailo, puesto que consideraron a los partidarios de la restauración de la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, como "herejes" o de propiciar una "religión tribal". Los ortodoxos serbios suelen argumentar que: "Montenegrinos y Serbios son la misma nación, y por ende, son de la misma religión, por tal razón deberá existir una sola Iglesia para ambos pueblos" -es decir el Patriarcado Serbio-. En respuesta a esto, los montenegrinos aducen que ellos no pretenden ningún cambio en las enseñanzas o dogmas de la Iglesia Ortodoxa, por lo tanto, ellos no pueden ser acusados de herejes; sino que lo único que pretenden es la restauración del antiguo estatus de Autocefalía que detentó por siglos la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, en pleno acuerdo con la tradición de la Ortodoxia, y es en razón a esto último, que tampoco se los puede acusar de cismáticos. Los ortodoxos montenegrinos también insisten en la devolución de unos 650 templos y monasterios que eran de la Iglesia Montenegrina, y que actualmente se encuentran bajo la propiedad de la Iglesia Ortodoxa Serbia.

   El 31 de Octubre de 2008, en la ciudad de Cetinje, la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, procedió a consagrar a su primer Obispo: Vladika Gorazd, como Obispo de Buenos Aires con Jurisdicción sobre la República Argentina. La Consagración episcopal fue presidida por el Metropolita Mihailo, Primado de la Iglesia Montenegrina, por el Arzobispo Symeon de Kotor (Minihofer) -antiguo Obispo del Sínodo Vétero-calendarista griego de Kyprianos-, por el actual Metropolita Gervasio (Patarov) de Nevrokop -Obispo del Sínodo Alternativo Búlgaro-, y por el otrora Arz. Sergei de Podgorica

 

   En Marzo de 2009, los dos obispos de nacionalidad rusa que habían sido recibidos en 2005 dentro del Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Montenegro, los Vladikas Sergei y Andrei, fueron retirados del Santo Sínodo Montenegrino, debido a sus actividades eclesiásticas en territorio ucraniano, realizadas sin el consentimiento del Metropolita Mihailo, y que amenazaban con interferir en las buenas relaciones entre la Iglesia de Montenegro y el Patriarcado de Kiev.

 

   En la actualidad el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Montenegrina cuenta con tres Obispos: Su Beatitud, Metropolita Mihailo, Arzobispo. de Cetinje y toda Montenegro, el Arzobispo Symeon de Kotor, y el Obispo Gorazd de Buenos Aires - para la diáspora en Argentina-

 

           La República Argentina, luego de los Estados Unidos, alberga la segunda colonia montenegrina en importancia dentro del Continente Americano, la cual llegó al país poco antes de la I Guerra Mundial.

Metropolita Mihailo

Metropolita Mihailo de Montenegro

 

LOCALIZACIÓN: República de Montenegro.

CABEZA: Metropolita Mihailo (nacido en 1938, entronizado en 1998).

TÍTULO: Arzobispo Metropolita de Cetinje y Toda Montenegro.

RESIDENCIA: Cetinje - Montenegro.

FIELES: 250.000 aprox.

 
Siguiente >