Iglesia Ortodoxa de Georgia Imprimir
 
 
        Georgia esta enclavada en las montañas del Cáucaso, al oriente del Mar Negro; allí floreció una importante civilización desde tiempos muy antiguos. Debido en gran parte a la actividad misionera de Santa Nino, una muchacha esclava proveniente de Capadocia, el reino de Iberia, (Georgia Oriental) adoptó la fe cristiana como religión oficial en el año 337, mientras que la Georgia Occidental - bajo el dominio del Imperio Romano ­ se convirtió mas gradualmente hasta completar este proceso alrededor del siglo V.

            La liturgia de Jerusalén de Santiago, era celebrada en Iberia, al comienzo en lengua griega, y luego en el siglo VI en georgiano. La liturgia bizantina, en cambio, siempre fue usada en la región occidental de Georgia, pero el traspaso de la lengua griega al georgiano fue considerablemente mas lento, puesto que recién se lo adoptó como lengua litúrgica hacia fines del siglo VIII o principios del IX. La liturgia bizantina, finalmente se impuso en toda Georgia cuando la región occidental  y oriental de Georgia se unieron bajo un mismo reino y bajo un mismo Catolicado en el año 1008.

            La Iglesia en Iberia, al principio dependía del Patriarcado de Antioquía, pero fue establecida como Iglesia independiente por el Rey Vakhtang Gorgaslan en el año 467. Por algún tiempo después del Concilio de Calcedonia (451), los georgianos de Iberia se unieron con sus vecinos armenios en el rechazo de las enseñanzas emanadas del citado Concilio, sin embargo en el año 607, ellos romperían con los armenios aceptando todas las resoluciones conciliares.

            El monaquismo comenzó su esplendor en Georgia durante el correr del siglo VI, alcanzando su zenit en los siglos VIII y IX. Los monasterios también fueron importantes centros misioneros y culturales; cabe mencionar que el conocido monasterio de Iviron, en el Monte Athos, fue fundado por los georgianos, dónde muchos de sus monjes se abocaron a la traducción de textos griegos al georgiano.

            Desde el siglo XI al XIII, Georgia experimentó una edad de oro con el desarrollo de una rica literatura cristiana, la cual estableció las bases de la lengua georgiana; sin embargo estos buenos tiempos culminarían con la invasión de Gengis Khan en el siglo XIII, y otra invasión en el siglo XV.

            Durante el período comprendido entre los siglos XVI al XIX, el Reino de Georgia, experimentó un renacer cultural, en gran parte debido a la rivalidad entre los Otomanos y los Persas por el control de la región, permitiéndole a los georgianos la oportunidad de establecer nuevos contactos con occidente y sobre todo con Rusia.

            En 1801, el Imperio Ruso anexó Georgia y a la muerte del Patriarca georgiano acaecida en 1811, abolió el patriarcado y la Iglesia Ortodoxa de Georgia fue administrada desde San Petesburgo por el Santo Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Rusa a través de un exarca especial. Las 30 diócesis que componían esta Iglesia en Georgia fueron reducidas a tan solo cinco, y la lengua georgiana fue suprimida de las clases de teología en los seminarios y finalmente también lo fue de la liturgia, siendo reemplazado por el ruso o por el eslavo litúrgico.

            Después de abdicar el Zar Nicolás II al trono de Rusia, el 1ro de Marzo de 1917, la autoridad de la Iglesia Ortodoxa Rusa en los territorios que pertenecían al antiguo imperio había sido seriamente menoscabado, y el 12 de Marzo de 1917 se reunieron todos los obispos georgianos junto a su clero y al laicado con el fin de proclamar el restablecimiento de su autocefalía, y seis meses mas tarde el Concilio de la Iglesia Ortodoxa de Georgia eligió un nuevo Catolikós y Patriarca. Como es de imaginar, la Iglesia Ortodoxa Rusa no aceptó la nueva situación, pero como consecuencia de la Revolución Bolchevique en Rusia, Georgia, recuperó por corto tiempo su independencia (desde Mayo de 1918 hasta Febrero de 1921). Finalmente el país cayó en manos de la Unión Soviética, pero pese a ello, la Iglesia Ortodoxa de Georgia retuvo su independencia frente al Patriarcado de Moscú.

            Pasaron varios años hasta que el Patriarcado de Moscú se decidiera a otorgar finalmente el rango de Iglesia Autocéfala a esta noble Iglesia en el año 1943, bajo el gobierno de Stalin.

            La situación de esta Iglesia bajo el poder soviético fue bastante similar a la suerte corrida por la Iglesia Ortodoxa Rusa, ya que mientras en el año 1917 funcionaban alrededor de 2455 parroquias en Georgia, en la década del 80 funcionaban alrededor de 80, junto a cuatro o cinco monasterios y un seminario.

            La Iglesia Ortodoxa de Georgia, durante la época de la Unión Soviética, se vio obligada a seguir las directivas del Patriarcado de Moscú en su política internacional y ecuménica; pero con la apertura operada por Gorbachov, esta Iglesia ganó mas autonomía y logró recuperarse de una manera increíble. El 1ro de Octubre de 1988, la Academia Teológica Ortodoxa de Georgia fue formalmente inaugurada en Tbilisi (Capital del país), con la asistencia de 150 estudiantes. Actualmente existe una segunda Academia de Teología en Gelati, y seis seminarios ubicados dentro del territorio nacional, así como también un instituto para la formación de laicos.

            En una carta abierta publicada el 7 de Mayo de 1997, los abades de cinco monasterios amenazaron con romper relaciones con el Patriarca Ilia, quién había servido como uno de los presidentes del Concilio Mundial de Iglesias (durante el período comprendido entre los años 1979 a 1983) por su destacada labor en este campo; pero a causa del continuo aumento de tensiones, y con el fin de evitar un posible cisma, el Santo Sínodo votó el 20 de Mayo de 1997 el retiro de todos sus delegados de ambos movimientos ecuménicos: 1- El Concilio Mundial de Iglesias, y 2- El Concilio Europeo de Iglesias. Esta acción no alcanzaría a resolver plenamente la situación, ya que algunos de los líderes anti-ecumenistas (quienes mantenían estrechos contactos con Sínodos Vetero-calendaristas griegos) llamaron a romper con aquellas Iglesias Ortodoxas que continuaran participando dentro de organizaciones ecuménicas.

            Es de destacar que también había un significativo factor político en la disputa, puesto que el Patriarca Ilia había forjado una cerrada alianza con el gobierno del presidente Shevardnadze (quien se bautizó dentro de la fe ortodoxa al poco tiempo de haber asumido la presidencia), mientras que el grupo opositor estaba apoyado y vinculado al ex presidente Zviad Gansakhurdia.

            Pese al hecho de que el ecumenismo es un asunto muy sensitivo dentro de la Iglesia Ortodoxa de Georgia, el Papa Juan Pablo II fue habilitado a visitar el país entre los días 8 y 9 de Noviembre de 1999 durante su viaje de regreso de la India a Roma. El Papa se reunió con el presidente Shevardnadze, y también fue recibido por el Patriarca Ilia II y el Santo Sínodo (pero en calidad de jefe de estado), junto a un grupo de figuras de la cultura nacional.

            El Papa Juan Pablo, finalmente, celebró una misa en un estadio de la capital de Georgia (Tbilisi).

            En 1993, el 65% de la población se autodefinía como perteneciente a la Iglesia Ortodoxa de Georgia, el 11% como musulmanes, el 10% como ortodoxos rusos, y el 8% como apostólicos armenios. Hacia 1999 había un total de 27 diócesis y 512 parroquias dentro de la Iglesia Georgiana, servidas por 730 sacerdotes; también cuentan con 34 comunidades monásticas masculinas y 33 femeninas.

LOCALIZACIÓN: Georgia

CABEZA: Catolikós ILIA II  (nac.1912  electo en 1977)

TÍTULO: Catolikós y Patriarca de Toda Georgia.

FIELES: 3.500.000 almas

Patriarca ILIA II de Georgia

Patriarca ILIA II de Georgia

 
< Anterior   Siguiente >