Principal arrow Iglesias Uniatas arrow Iglesia Greco-Católica Rutena
Iglesia Greco-Católica Rutena Imprimir
            La tierra natal de la Iglesia Católica Rutenia se encuentra situada en nuestros días, en el extremo occidental de Ucrania, al Sudeste de los Cárpatos. Esta región fue conocida en el pasado bajo distintos nombres, como: Cárpato-ucraniano, Cárpato-ruteno, Cárpato-ruso, Subcárpatos, y ahora lo es bajo el nombre de “Transcárpatos” .  Aunque el término eclesiástico de “rutenos” fue usado antiguamente para nombrar también a los ucranianos, bielorusos y eslovacos, en la actualidad es usado por las autoridades eclesiásticas solo para denominar específicamente a esta Iglesia greco-católica.

            En términos de origen étnico, los rutenos católicos, prefieren ser llamados rusyns. Ellos están estrechamente relacionados con los ucranianos y hablan un dialecto de esa misma lengua. El territorio tradicional de los rusyns se extiende mas allá de los Transcárpatos, dentro del Nordeste de Eslovaquia, y la región del Lemko, en el extremo sudeste de Polonia.

            A finales del siglo IX, la mayoría de este territorio se colocó bajo el control de la Hungría católica, la cual luego de un tiempo, promovió el accionar de misioneros católicos entre la población mayoritariamente ortodoxa, incluyendo obviamente a la etnia de los rusyns. Esta actividad se vio coronada con la recepción de 63 sacerdotes ortodoxos dentro de la Iglesia Católica, el día 24 de Abril de 1646 en la ciudad de UZHOROD.

            La unión de Uzhorod afectó a la población ortodoxa de un área de lo que hoy correspondería, a grandes rasgos, al Este de Eslovaquia. En 1664 una segunda unión tuvo lugar en MUKAEEVO, la cuál involucró a los ortodoxos de lo que hoy vendría a denominarse como Transcárpatos y a la zona de la diócesis húngara de Hajdúdorog. Una tercera unión afectó a los ortodoxos de la actual provincia de Maramure en Rumania, al Este de Mukaeevo. De este modo, después de un siglo de la unión de Uzhorod, la Iglesia Ortodoxa, había virtualmente, desaparecido de toda esta región.

            En un principio hubo algunos conflictos jurisdiccionales sobre quién debería tener el control de la Iglesia Rutenia de esta zona. Contrariamente a los deseos de los católicos latinos, los rutenos mantuvieron su propia estructura eclesial, por mas que durante un siglo, los obispos rutenos de Mukaeevo usaran los rituales del obispo latino de Eger y los sacerdotes rutenos servían sólo en calidad de ayudantes en las parroquias latinas. La disputa al fin se resolvió cuando en 1771, el Papa Clemente XIV, a pedido de la Emperatriz María Teresa, erigió la Eparquía rutenia de Mukaeevo, y la convirtió en sufragánea del Primado húngaro. Un seminario para los católicos rutenos fue levantado en 1778, en la ciudad de Uzhorod.

            Después de la I Guerra Mundial, la región de los transcárpatos se convirtió en parte de la nueva república de Checoslovaquia. Ellos tuvieron dos diócesis católicas bizantinas: Mukaeevo y Presov. Durante el transcurso de la década del 20, un grupo de rutenos retornaron a la Iglesia Ortodoxa, pero el movimiento no fue muy masivo, ya que la identidad étnica de los rusyns, esta firmemente ligada a la Iglesia Católica Rutenia.

            Hacia finales de la II Guerra Mundial, los transcárpatos, incluyendo Uzhorod y Mukaeevo, fueron anexados a la URSS formando parte de la República Socialista Soviética de Ucrania. Presov, en cambio, quedó dentro de Checoslovaquia. Las autoridades soviéticas pronto iniciaron una cruenta persecución hacia los rutenos católicos, en la región que habían adquirido finalizada la guerra. En 1946 el seminario de Uzhorod fue clausurado, y en 1949, la Iglesia Católica Rutenia fue integrada dentro del seno de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los rusyns del otro lado de la frontera, los de Checoslovaquia, fueron también forzados a convertirse en ortodoxos, mientras que aquellos de la región de Lemko, en Polonia, fueron deportados tanto a la URSS, como a otras regiones de Polonia. Un total de 3 países intentaron limpiar cualquier rastro de identidad de los rusyns, declarando que todos ellos debían ser ortodoxos y ser considerados como ucranianos.

            El colapso del Comunismo tuvo un efecto beneficioso sobre la Iglesia Católica Rutenia. El primer cambio tuvo lugar a mediados de los años 80, cuando las organizaciones de Lemko, salieron a la luz, y presionaron por el reconocimiento de sus derechos y de su status especial.

            En Checoslovaquia, la diezmada minoría rusyns, comenzó a presionar en Noviembre de 1989, por su reconocimiento dentro de la diócesis greco-católica de Presov, predominantemente eslovaca, a lo cual la Santa Sede accedió el día 16 de Enero de 1991. Roma también confirmó a un obispo y dos auxiliares que venían funcionando clandestinamente desde la época del comunismo, para la Eparquía rutenia de Mukaeevo. En el año 1997, dicha eparquía contaba con 264 parroquias atendidas por 141 sacerdotes. Un seminario fue abierto en el año 1995 en la ciudad de Uzhorod.

            Un problema constante para los rutenos es su relación con la numerosa Iglesia greco-católica de Ucrania. Por primera vez en su historia, la diócesis de Mukaeevo, busca seguir trabajando libremente en el mismo país, junto a la Iglesia Ucraniana, pero es de notar, que la Iglesia Rutenia no forma parte de la Iglesia Ucraniana, y es mas, aún depende directamente de Roma, Los obispos rutenos acudieron recientemente al Sínodo de la Iglesia Ucraniana, aún sin ser parte de esta Iglesia. El obispo de Mukaeevo aclaró que él se opone a la integración dentro de la Iglesia Ucraniana, y se muestra favorable a la promoción de las distintas identidades étnicas y religiosas de su gente.

            En 1996, el Papa Juan Pablo II, estableció un Exarcado Apostólico para los católicos bizantinos de la República Checa, y nombró al padre IVAN LJAVINEC, como su primer obispo. Unas de las razones de mas peso para el establecimiento de esta Jurisdicción  - la cual fue clasificada como perteneciente al rito ruteno - fue la regularización de los matrimonios de los sacerdotes latinos ordenados secretamente en Checoslovaquia durante el régimen comunista. Sesenta de aquellos sacerdotes fueron aceptados por la Iglesia Católica (Latina), pero sólo se los reconoció como diáconos permanentes de rito latino, a causa de sus matrimonios. En 1997, 18 de aquellos hombres fueron re-ordenados como sacerdotes greco-católicos por el obispo Ljavinec. Actualmente hay en la República Checa alrededor de 40.000 católicos orientales (uniatos).

            Muchos rutenos católicos emigraron a Norte América a finales del siglo XIX y principios del XX.  Como consecuencia de sus tensas relaciones con la Jerarquía latina y a la imposición obligatoria del celibato sacerdotal,  (lo que es algo totalmente ajeno a la tradición bizantina) un grupo muy numeroso de católicos rutenos, volvieron al seno de la Iglesia Ortodoxa.

Ceremonia de católicos rutenos en EEUU

Ceremonia de católicos rutenos en EEUU

            En 1982, se estimó el número de descendientes de esta colectividad en EEUU en alrededor de 690.000 individuos, de los cuales 225.000 aún seguían siendo greco-católicos, 95.000 pertenecían a la diócesis ortodoxa de los Cárpatos Rusos, 250.0000 habían encontrado su lugar dentro de la Iglesia Ortodoxa en América, 20.000 se encontraban bajo el Patriarcado de Moscú, y otros 100.000 adhieren a otras Iglesias, ya sean ortodoxas, Ucranianas católicas, Católicos Romanos (latinos) o a variadas denominaciones protestantes.

            Actualmente en los EEUU, los rutenos constituyen una estructura eclesiástica por separado, contando con 4 diócesis, 243 parroquias y cerca de 170.000 miembros. La Arquidiócesis Metropolitana de Pittsburgh está gobernada por el Arz. Judson Procyk. Esta Iglesia es conocida simplemente como “Iglesia Católica Bizantina” y se caracterizan por enfatizar su carácter americano, celebrando la liturgia en inglés en casi todas sus parroquias. En 1998 el Metropolitano Católico ruteno de Pittsburgh delineó un nuevo estatuto, por el cual el matrimonio dejaba de ser un impedimento para alcanzar el orden presbiteral. La nueva Regla se puso en vigencia a partir del 1ro de Septiembre del mismo año, pero su implementación debió ser diferida temporariamente a pedido de Roma.

            En otras regiones de la diáspora, como ser en Australia, Canadá, y Gran Bretaña, los rutenos católicos no tienen una estructura eclesiástica diferenciada de la Iglesia Católica Ucraniana.

            Al día de la fecha hay 3 jurisdicciones distintas dentro de esta Iglesia: 1- La Eparquía de Mukaeevo, la cua esta directamente unida a Roma, 2- El Exarcado de la República Checa, y 3- El Metropolita Católico Bizantino ruteno en EEUU, que es una Iglesia Metropolitana “sui iuris”.

            Las relaciones entre estas tres jurisdicciones aún no están muy bien delimitadas. El obispo de Mukaeevo es el Jefe de la Iglesia, pero él no tiene autoridad sobre las otras dos jurisdicciones.

LOCALIZACIÓN: Ucrania, Rep. Checa y EEUU

CABEZA: Obispo Ivan Semedi (nac. 1921 nombrado en 1991)

TÍTULO: Obispo de Mukaeevo para los bizantinos.

RESIDENCIA: Uzhorod, Ucrania.

FIELES: 533.000 almas

           

JUDSON PROCYK

JUDSON PROCYK

METROPOLITA CATÓLICO RUTENO DE PITTSBURG
-Mentor del frustrado Estatuto del año 1998-

 
< Anterior   Siguiente >