Principal arrow Iglesias Uniatas arrow Iglesia Católica-Bizantina de Bulgaria
Iglesia Católica-Bizantina de Bulgaria Imprimir

            Bajo el dominio del Imperio Otomano, los Cristianos Ortodoxos Búlgaros, quienes habían tenido en dos oportunidades un patriarca propio, fueron gradualmente puestos bajo el control étnico de los obispos griegos, como parte de un proceso de helenización general de su vida eclesial. En 1767 ellos fueron directamente colocados bajo la jurisdicción del Patriarcado de Constantinopla (griegos).

            En el siglo XIX, cuando la lucha por la independencia eclesiástica del Patriarcado de Constantinopla fue ganando terreno, alguno influyentes ortodoxos búlgaros en Constantinopla, comenzaron a considerar una posible unión con Roma como solución a sus problemas. Ellos pensaron que como católicos, tendrían la posibilidad de resguardar sus tradiciones eclesiásticas nacionales que Constantinopla les negaba.

            En 1861, ellos enviaron una delegación a Roma encabezada por el anciano archimandrita JOSEPH SOKOLSKY, quién negoció la unión en el Vaticano. Aquellas conversaciones resultaron muy exitosas: el propio Papa Pío IX el día 8 de Abril consagró como obispo a Sokolsky y lo nombró Arzobispo para los católicos búlgaros de rito bizantino. En Junio de ese mismo año fue reconocido como tal por el gobierno Otomano, pero algunos días mas tarde, apenas después de su llegada a Constantinopla, Sokolsky desapareció en extrañas circunstancias, él fue forzado a viajar a Odessa a bordo de un barco ruso, y se quedó los restantes 18 años de su vida en el Monasterio de las Cuevas en Kiev. Los detalles exactos de este pintoresco episodio nunca fueron revelados.

            No obstante mucha gente asoció esta Iglesia con el movimiento nacionalista búlgaro, es por eso que inicialmente contaron con 60.000 fieles. El gobierno ruso, mientras tanto, comenzó a apoyar el establecimiento de una Iglesia Ortodoxa Rusa independiente dentro del Imperio Otomano. Estos esfuerzos dieron su fruto en 1870, cuando un independiente Exarcado Ortodoxo Búlgaro bajo el patriarcado de Constantinopla fue erigido. Esto efectivamente puso punto final al movimiento hacia el catolicismo, y al cabo de poco tiempo las 3/4 partes de los católicos bizantinos búlgaros, habían regresado a la ortodoxia.

            La mayoría de los bizantinos católicos que quedaron unidos a Roma, eran aquellos que vivían en las Villas de Macedonia y Tracia. En consecuencia, en 1883, la Santa Sede creó una nueva organización eclesiástica en Tesalónica para los macedonios y otra en Adrianópolis para los tracios, mientras que un Administrador Apostólico, con el título de Arzobispo, quedaba en Constantinopla. Esta Comunidad sufrió penosamente durante la guerra de los Balcanes de 1912-1913, y los pocos sobrevivientes escaparon del Nuevo Reino Búlgaro para salvar sus vidas.

            Dada la nueva situación , la Santa Sede, reorganizó en 1926, a la Iglesia  Católica Bizantina de Bulgaria: las entidades eclesiásticas anteriores fueron abolidas, y un nuevo Exarcado Apostólico fue instaurado en Sofía. Todo esto fue logrado gracias al apoyo brindado por el Visitador Apostólico (1925-1931), y mas tarde nombrado Delegado Apostólico (1931-1934) en Bulgaria, el Arz. Angelo Roncalli, quién luego se convertiría en el Papa Juan XXIIII. El también apoyó la apertura de un seminario inter-ritual en 1934 en Sofía, el cual fue dirigido por los jesuitas hasta su cierre en 1945.

            La Iglesia Católica Bizantina de Bulgaria sufrió mucho en los primeros años del régimen comunista: el obispo católico-bizantino murió bajo extrañas circunstancias en 1951, y muchos de sus sacerdotes fueron encarcelados. La situación mejoró notablemente después de la elección del antiguo Delegado Apostólico al papado bajo el nombre de Juan XXIII, a diferencia de las otras iglesias bizantino católicas (Uniatas), esta no fue suprimida por los comunistas, aunque funcionó con muchas restricciones.

            Desde el colapso del comunismo, la Iglesia Católica Bizantina de Bulgaria, recobró algunas de sus propiedades. En el año 1998, esta Iglesia contaba con un total de 20 parroquias, pero sólo hay 5 sacerdotes diocesanos, con 4 seminaristas estudiando para ser ordenados. En suma, hay 9 religiosos sacerdotes y 33 religiosas sirviendo al Exarcado Apostólico.

LOCALIZACIÓN: Bulgaria

CABEZA: Obispo Hristo Proykov (nacido en 1946, nombrado en 1995)

TÍTULO: Exarca Apostólico para los católicos del rito bizantino-eslavo en Bulgaria

RESIDENCIA: Sofía, Bulgaria

FIELES: 15.000

HRISTO PROYKOV

EXARCA BÚLGARO -UNIATO- HRISTO PROYKOV

 
< Anterior   Siguiente >