Principal arrow Iglesias Uniatas arrow Iglesia Católica Siriana
Iglesia Católica Siriana Imprimir

 

            Durante las cruzadas, hubo muchos ejemplos de relaciones cordiales entre católicos y obispos ortodoxos sirianos; tanto es así, que algunos de sus obispos vieron con buenos ojos la posibilidad de una Unión con Roma, pero lo cierto es que pese a ello, no hubo resultados concretos. Anos mas tarde se intentó otra Unión durante el Concilio de Florencia, cuyo fruto fue la publicación del decreto MULTA ET ADMIRABILIA, el 30 de Noviembre de 1444, pero esta unión solo se dio en los papeles, sin ningún resultado palpable.

            Jesuitas y Capuchinos, comenzaron a trabajar entre los fieles ortodoxos sirianos de Alepo en 1626. Muchos sirianos fueron recibidos dentro de la Iglesia Católica Romana en 1662, cuando el Patriarcado quedó vacante. En esa ocasión el partido católico eligió a uno de los suyos como Patriarca, su nombre era Andrés AKHIDJAN. Esto provocó una división en la comunidad, y después de la muerte de Akhidjan, fueron elegidos dos Patriarcas rivales, un tío y un sobrino, encabezando cada bando, pero cuando el último Patriarca Católico murió en 1702, esta breve línea de Patriarcas Sirianos Católicos, murió con él.

            El gobierno Otomano respaldó a los ortodoxos orientales en sus enfrentamientos con los católicos, y durante todo el siglo XVIII, los sirianos uniatos, experimentaron muchos sufrimientos y persecuciones, por lo cual solían quedar sin obispos durante largos períodos, y muchas veces se vieron forzados a pasar a la clandestinidad.

            En 1782, el Santo Sínodo Ortodoxo Siriano, eligió al Metropolita MIGUEL de ALEPO, como Patriarca, pero poco tiempo después, al ser entronizado se declaró públicamente católico, y buscó refugio en el Líbano y construyó el aún existente Monasterio de Nuestra Señora en Sharfeh. A partir de MIGUEL de ALEPO, hubo una línea ininterrumpida de Patriarcas Sirianos hasta nuestros días.

            En 1829, el gobierno turco otorgó el reconocimiento oficial a la Iglesia Católica Siriana, la residencia patriarcal fue establecida en Alepo durante el transcurso del año 1831, para luego ser trasladada (a causa de nuevas persecuciones) a MARDIN, en el sudeste de Turquía, en 1850.

            La expansión de los Sirianos Católicos a expensa de los Sirianos Ortodoxos finalizó debido a las persecuciones y masacres que tuvieron lugar durante la I Guerra Mundial. A principios de la década del 20, la residencia patriarcal fue mudada a Beirut, en dónde muchos sirianos católicos habían buscado refugio.

            Los Patriarcas Sirianos Católicos siempre toman el nombre de IGNACIO, al que le agregan luego un segundo nombre. A pesar de que a los sacerdotes católicos sirianos les fue impuesto el celibato a partir del año 1888, por resolución emanada del Concilio de Sharfeh, en el Líbano.

            La mayor parte de los sirianos católicos, se encuentran en Siria, el Líbano e Irak. El idioma común es el árabe, sin embargo, el siríaco es hablado todavía en unas pocas villas al oriente de Siria y al norte de Irak.

            Una diócesis siriana católica, fue creada en 1996 en los EEUU y Canadá, esta nueva jurisdicción cuenta con 7 parroquias en EEUU y dos en Canadá.

LOCALIZACIÓN: Líbano, Siria, Iraq, y la diáspora.

CABEZA: PATRIARCA IGNACE PIERRE VIII (elegido en Feb. 2001)

TÍTULO: Patriarca de Antioquía de los Sirianos.

RESIDENCIA: Beirut, Líbano

FIELES: 129.000 fieles.

PATRIARCA SIRIANO UNIATO IGNACE PIERRE VIII 


 
< Anterior   Siguiente >