Principal arrow Iglesias Uniatas arrow Iglesia Católica de Etiopía
Iglesia Católica de Etiopía Imprimir

            En el siglo XIV, misioneros católicos arribaron a Etiopía, y el Papa Eugenio IV envió una carta al emperador etíope, el 28 de Agosto de 1439, en dónde lo invitaba a unirse a la Iglesia Católica, pero todos esos esfuerzos fueron inútiles. En el siglo XVI, los islámicos atacaron, llegando a amenazar en 1531, la propia existencia de la cristiandad de Etiopía. El emperador pidió ayuda a los portugueses, quienes enviaron la suficiente ayuda militar desde Goa, como para derrotar definitivamente a los islámicos en 1543.

            Los portugueses fueron acompañados a Etiopía por misioneros jesuitas, quienes se esforzaron en unir a la Iglesia Copta Etíope con la Santa Sede. Ellos concentraron su actividad sobre la élite política del país, incluyendo al propio emperador. Estos esfuerzos eran comandados generalmente por el Padre Pedro Páez, quién logró la conversión del emperador Susenyos, y la consiguiente declaración del catolicismo como religión del Estado en 1622. Al año siguiente, el Papa Gregorio XV, nombró a otro jesuita portugués, ALFONSO MÉNDEZ, como Patriarca de la Iglesia de Etiopía.

 

            La Unión formal fue declarada cuando Méndez arribó en 1626, pero esta unión solo duraría 10 años. Méndez impuso una serie de latinizaciones sobre la liturgia etíope, sus costumbres, y disciplina; el cual Susenyos intentó imponer de un modo cruel y sangriento. Esto produjo varias revueltas populares, hasta que finalmente el emperador Susenyos falleció en 1632. En 1636, sus sucesor expulsó al Patriarca Méndez, disolvió el Acata de Unión, y expulsó o ejecutó al resto de los misioneros católicos. El país, luego de esta traumática experiencia, se mantendría cerrado a los misioneros de Roma, por alrededor de 200 años.

            En 1839, una muy restringida actividad misionera fue reasumida por los Padres Lazaristas y los Franciscanos Capuchinos, pero aún la hostilidad popular era muy fuerte. La situación mejoró con la ascensión al Trono del rey Menelik II en 1889, quién permitió trabajar activamente a las congregaciones romanas. Los misioneros católicos, años después, ampliaron bastante sus actividades pastorales, durante el período de la ocupación italiana entre los años 1935 - 1941, como ya lo venían haciendo 40 años antes en Eritrea, cuando había caído  en manos de Italia durante el año 1889.

            La actual estructura eclesiástica de la Iglesia Católica de Etiopía, data de 1961, cuando una Sede Metropolitana fue establecida en Adis Abeba, con dos diócesis sufragáneas en Asmara y Adigrat. La mayor concentración de católicos de rito copto-etíope, esta en Adis Abeba y Asmara. Después de la Independencia de Eritrea, el 24 de Marzo de 1993, cerca de la mitad de los fieles se encontraron dentro de este nuevo país. Entonces se procedió a la creación de dos nuevas diócesis en Eritrea en el año 1995.

            La Iglesia Católica de Etiopía, mantiene seminarios en Adis Abeba, y en Adigrat, Etiopía. También hay dos seminarios en Eritrea, uno en Asmara, y otro en Keren. En 1919, el Papa Benedicto XV, fundó el Colegio Etíope dentro de los muros del Vaticano, y restauró la iglesia de San Esteban para uso de ese Colegio.

LOCALIZACIÓN: Etiopía y Eritrea.

CABEZA: Arz. Berhane-Yesus Demerew Souraphiel  (nac.1948, nombrado en 1999)

TÍTULO: Arz. de Adis Abeba de los etíopes.

FIELES: 203.000 Almas

Procesión de Sacerdotes etíopes uniatos.
 
Veneración de un Icono de la Virgen

Foto de la derecha: Veneración de un Icono de la Virgen.

Foto de la izquierda: Procesión de Sacerdotes etíopes uniatos.

Abuna Zekarios Yohannes (izq) Berhane-Yesus Demerew Souraphiel

Obispo Abuna Zekarios Yohannes de Asmara, Eritrea. (izq) y el Arzobispo Berhane-Yesus Demerew Souraphiel de Adis Abeba, Etiopía.

 
< Anterior   Siguiente >