Principal arrow Iglesias no Calcedonicas arrow Iglesia Asiria del Oriente
Iglesia Asiria del Oriente Imprimir

            No es exactamente conocido desde cuando los primeros cristianos se asentaron en la parte superior de la Mesopotamia, sin embargo se puede afirmar con certeza que ya a mediados del siglo II se habían establecido algunas comunidades. En el siglo II esta región fue conquistada por los persas, pero a pesa de esto, la Iglesia de la mesopotamia adquirió un fuerte carácter multi-étnico, dónde los asirios jugaron siempre un rol preponderante en su vida eclesiástica. Su ubicación geográfica fue la causa por la cual comenzaron a ser conocidos comúnmente como la “Iglesia de Oriente”.

            Alrededor del año 300, los obispos se organizaron primeramente dentro de una estructura eclesiástica bajo la conducción de un catolikós, quién tiempo mas tarde recibiría el título adicional de Patriarca.

            En el siglo V, la Iglesia de Oriente se inclinó hacia las radicales formulaciones de la cristología antioquena, las cuales habían sido articuladas por Teodoro de Mopsuestia y Nestorio, cortando de este modo, cualquier vinculación posible con la Iglesia del Imperio Romano. Este vuelco hacia las posiciones nestorianas, se produjo debido a la significativa influencia de los nestorianos en Persia, la cual se fortaleció aún mas luego de la condenación de las doctrinas nestorianas por parte del concilio de Efeso (431), y por la consiguiente expulsión de los nestorianos fuera de las fronteras del Imperio por disposición del emperador Zenón (474-491), con lo cual muchos de ellos debieron emigrar a Persia. En suma, como podemos apreciar, los cristianos persas necesitaron distanciarse de la Iglesia Oficial del Imperio, con la cual, además, Persia estaba frecuentemente en guerra; de este modo ellos pudieron conservar su fe cristiana, mientras a su vez, evitaban cualquier sospecha de colaboracionismo con el Imperio Romano.

            Los Sínodos del siglo V, también decretaron que el celibato no debería ser obligatorio para nadie en esta Iglesia, incluyendo a los mismos obispos e incluso hasta al mismísimo Patriarca, los cuales muchos de ellos estuvieron casados hasta principios del siglo VI, cuando se decidió que sólo los monjes podrían ser elegidos para el rango episcopal. Los sacerdotes, sin embargo, fueron habilitados a contraer matrimonio, incluso después de su ordenación.

            La Iglesia de Oriente siempre fue una minoría dentro del mayoritariamente zoroástrico Imperio Persa, pero a pesar de ello sus comunidades fueron prósperas y florecientes por algunos siglos, contando también con una gran actividad intelectual centrado en el famoso colegio de Nisibis. Durante este período, la Iglesia Asiria, expandió su actividad misionera en regiones muy lejanas, tales como en la India, el Tibet, China y Mongolia, hasta que en el siglo VII, los árabes musulmanes invadieron Persia. El Patriarcado fue trasladado a la nueva ciudad de Bagdag, poco después de que se convirtiera en la capital en el año 766.

            En 1318, esta Iglesia contaba con 30 sedes metropolitanas, y 200 sedes sufragáneas, pero hacia fines del siglo XIV la mayoría de estos cristianos serían masacrados por nuevas invasiones, y ya para el siglo XVI quedaron reducidos a una pequeña comunidad de asirios en la parte oriental de la actual Turquía.

            Este fuerte debilitamiento de la Iglesia, favoreció en aquellos tiempos, la formación de una contra parte católica, la cual sería conocida bajo el nombre de Iglesia Católica Caldea.

            Durante la I Guerra Mundial, los asirios sufrieron deportaciones masivas y verdaderos genocidios en manos de los turcos, quienes sospechaban que los éstos apoyaban a sus enemigos del Imperio Británico. Alrededor de un tercio de la población asiria pereció en esos años, y la mayor parte de los sobrevivientes emigraron a Irak, con la esperanza de ser protegidos por las autoridades británicas que controlaban el país; pero en 1933, el mandato inglés sobre Irak llegó a su fin, y esto produjo tiempo después un trágico choque entre asirios y tropas iraquíes, que como es de prever, culminó con otra masacre y fomentó la disgregación de la comunidad asiria. Las autoridades iraquíes, en consecuencia, despojaron al Patriarca Asirio Mar Simón XXIII de su ciudadanía y lo expulsaron. El debió exilarse en la ciudad de San Francisco, California, USA.

            En 1964 se originó una fuerte disputa dentro de la Iglesia provocada por la decisión del Patriarca de adoptar el calendario gregoriano, pero en realidad el trasfondo de la misma, era la persona misma de Mar Simón, y la forma en la cual fue electo.

            Desde el año 1450, el oficio patriarcal, y de algunas otras sedes episcopales habían comenzado a ser transmitidas hereditariamente dentro de una familia, pasando generalmente de tíos a sobrinos; esto como podemos imaginar, producía a menudo que obispos bastante incapaces condujeran la Iglesia, ya que en algunos casos ocupaban su cargo siendo extremadamente jóvenes, el propio Patriarca Simón, había sido elegido a los 12 años de edad. Otra de las cuestiones esgrimidas por el grupo opuesto al Patriarca, era que éste debería vivir junto a su Comunidad en Irak

            Este grupo opositor al Patriarca Simón fue apoyado  por Mar Tomás Darmo, quién era el Metropolita Asirio de la India, el cual en 1968 viajó desde la India a Bagdag con la finalidad de ordenar a tres nuevos obispos, los cuales luego de ordenados se reunieron en Sínodo y eligieron  como Patriarca a Mar Tomás, en oposición al exiliado Mar Simón.

            Mar Tomás, sin embargo, no ejerció su patriarcado por mucho tiempo, puesto que moriría al año siguiente siendo sucedido, en 1970, por Mar Addai de Bagdag.

            En 1973 empero, ocurriría algo inesperado, el Patriarca Mar Simón abdicó a su oficio patriarcal para poder contraer matrimonio; el  Santo Sínodo de obispos en comunión con él, intentaban persuadirlo de que reasuma sus funciones pese a su matrimonio; si embargo otra sorpresa aún mayor sacudiría a esta Iglesia, el 06 de Noviembre de 1975, en medio de las negociaciones, Mar Simón fue asesinado en San José, California, USA. El obispo de Teherán, Irán, fue electo en 1976, y adoptó el nombre de Mar Dinkha IV, fijando su residencia en los EEUU.

            Con la elección del Patriarca Mar Dinkha, quedó claro que la transmisión dinástica del patriarcado había llegado a su fin, este auspiciosos hecho removió la principal razón del cisma entre los dos grupos, y si bien la ruptura aún no fue superada, recientes reuniones entre obispos de ambos bandos lograron sustanciales progresos hacia la resolución del cisma. Actualmente Mar Dinkha IV cuenta con 11 obispos, mientras que Mar Addai sólo con cinco.

            En la reunión celebrada en Australia en Julio de 1994, el Santo Sínodo Asirio tomó un número importante de decisiones concernientes a la vida de esta Iglesia. Los obispos establecieron una Comisión de Relaciones Intereclesiales, y otra sobre Desarrollo Educativo, bajo la guía del obispo Bawai Soro, tendiente a la preparación del diálogo teológico con otras Iglesias, y el desarrollo programático de la formación religiosa. El Sínodo también sancionó oficialmente la residencia del Patriarca en Morton Grove, Illinois, USA.

            Un hito en las relaciones con la Iglesia Católica Romana fue alcanzado el 11 de Noviembre de 1994, cuando Mar Dinkha IV y Juan Pablo II firmaron una “Declaración de Cristología Común” en la ciudad estado del Vaticano. El estatuto afirma que católicos y asirios están “ahora unidos en una misma confesión de fe en el Hijo de Dios...”, concibiendo una amplia cooperación pastoral entre las dos Iglesias, especialmente en el área de catequesis y de la formación de clero.

Mar Dinkha IV y el Papa Juan Pablo II

Mar Dinkha IV y el Papa Juan Pablo II

 

            El Papa y el Patriarca también establecieron un Comité mixto para el diálogo teológico, encargándole la superación de los obstáculos que aún impiden la Comunión Plena. Estas reuniones son de carácter anual desde 1995.

            Este diálogo teológico internacional entre asirios y católicos, ha sido acompañada por una sustancial mejora en las relaciones entre la Iglesia Asiria de Oriente, y su contra parte católica: La Iglesia Católica Caldea. En Noviembre de 1996, el Patriarca Asirio Mar Dinkah IV, y el Patriarca Caldeo Católico, Rafael I Bidawid, se reunieron en Southfield, Michigan, USA; y firmaron una “Declaración Patriarcal Conjunta”, por la cual ambas Iglesias se comprometían a trabajar por la reintegración, garantizándose cooperación pastoral en cuestiones tales como el de elaborar un catecismo común, la fijación de un seminario común en la zona de Chicago-Detroit, la preservación del lenguaje arameo, y así como otros programas pastorales comunes entre sus parroquias y diócesis alrededor del Mundo.

El Patriarca Caldeo Uniato RAFAEL I

El Patriarca Caldeo Uniato RAFAEL I,  junto al Patriarca Asirio Mar DINKHA IV

            El 15 de Agosto de 1997 los dos Patriarcas volvieron a reunirse en Roselle, Illinois, dónde ratificaron el “Decreto de la Junta Sinodal para la Promoción de la Unidad”, que había sido firmada tiempo antes por los miembros de ambos Sínodos; esto significa que en las áreas de cooperación pastoral, se vislumbró la posibilidad de una aceptación entre asirios y caldeos de sus respectivas prácticas como legítimas, implementando formalmente de este modo, una “Comisión para la Unidad” de los Asirios-Caldeos, y se declaró también en aquella ocasión, que cada parte reconocía la sucesión apostólica y Sacramentos de la otra.

            Mientras ambas Iglesias buscan preservar la cultura y el idioma arameo, los asirios también intentan conservar su libertad y su auto gobierno, mientras que los caldeos hacen un mayor hincapié en la necesidad de mantenerse en Comunión Plena con la Sede de Roma.

            A mediados de 1997, también fue anunciado por parte de esta Iglesia que: la Iglesia Asiria de Oriente y la Iglesia Ortodoxa de Siria, acordaron establecer un diálogo teológico bilateral. Como un gesto importante destinado a fomentar una mejora en sus relaciones con las Iglesias Ortodoxas Orientales, el Santo Sínodo Asirio, decidió a partir de ese mismo año remover de su liturgia todo anatema dirigido contra otros.

            A pesar de que los Asirios aceptan únicamente los dos primeros Concilios Ecuménicos, en recientes discusiones bajo el auspicio de la fundación “Pro Oriente” concluye que en esencia la Fe de la Iglesia Asiria es coherente con las enseñanzas cristológicas del Concilio de Calcedonia (451). Oficialmente la Iglesia adhiere a la terminología antioquena, por el cual en Cristo hay dos naturalezas y dos qnoma (término siríaco sin un equivalente en griego, que refiere a una individual, pero jamás personalizada naturaleza concreta) en una misma persona.

            El Santo Sínodo Asirio, ha solicitado que su Iglesia no sea llamada nestoriana, dado a que este término ha sido utilizado en el pasado con una intencionalidad insultante hacia ellos. Los asirios no están en comunión con ninguna otra Iglesia.

            El Rito Siríaco Oriental de la Iglesia Asiria, parece tener un desarrollo independiente de la antigua liturgia siríaca de Edesa; esto quizás pueda deberse a la preservación en sus servicios de restos de un antiguo rito persa, extinto desde hace siglos. Es de destacar que los Asirios, aún hoy, celebran sus servicios predominantemente en siríaco.

LOCALIZACIÓN: Irán, Irak, Siria, Líbano, USA, Australia, India.

CABEZA: Patriarca MAR DINKHA IV (nac. 1935 electo 1976)

TÍTULO: Catolikós, Patriarca de la Iglesia de Oriente

RESIDENCIA: Morton Grove, Illinois, USA.

FIELES: 400.000 Almas

 
< Anterior   Siguiente >