Principal arrow Iglesias no Calcedonicas arrow Los Cristianos Tomitas
Los Cristianos Tomitas Imprimir

            Cuando los portugueses arribaron a la India, hacia finales del siglo XV, se encontraron con unas comunidades cristianas que sostenían haber sido fundadas por el Apóstol Santo Tomás, cuando él evangelizo la India después de la muerte y resurrección de Cristo.

            Localizados en la costa sud-occidental del actual estado de Kerala, India, sus comunidades se encontraban plenamente integradas dentro de la compleja sociedad de la India, como una casta separada. Estas comunidades se hallaban en comunión plena con la Iglesia Asiria, la cual desde los primeros siglos les había enviado obispos con una cierta regularidad con el propósito de ordenar diáconos y sacerdotes.

            En el siglo VIII, la India recibió a su propio Metropolita, a quién le fue asignado el décimo lugar dentro de la estructura jerárquica asiria, pero debido a que los Metropolitas generalmente no hablaban la lengua local, la jurisdicción real estaba en manos de un sacerdote indio quien portaba el título de: “Archidiácono de Toda la India”; él, en efecto, era el superior civil y religioso de toda la Comunidad, situación que sólo cambiaría con la llegada de los portugueses.

            La colonización portuguesa fue el comienzo de una triste historia de latinización forzada, la cual no hizo mas que provocar profundos malestares y cismas entre los cristianos tomitas. En la actualidad sus descendientes, alrededor de 5.000.000 de personas, están repartidos dentro de 5 Iglesias Orientales, incluyendo a aquellos 15.000 quienes aún responden a la Iglesia Asiria de Oriente; a saber las restantes jurisdicciones entre los que se reparten los cristianos tomitas son: La Iglesia Ortodoxa Siriana, la Iglesia Ortodoxa Siriana Malankara, la Iglesia Católica Siro-Malabar, y la Iglesia Católica Siro-Malankar.

            Otro aspecto curioso e interesantes de los cristianos Tomitas, es la existencia de una comunidad étnica distintiva del resto, conocidos como los “knanaya”; de acuerdo a la tradición, sus orígenes pueden remontarse a un grupo de 72 familias judeo-cristianas quienes emigraron a la India alrededor del año 345, y parece ser que hay ciertas evidencias que respaldan a esta tradición. Los descendientes de estos antiguos inmigrantes, los cuales no contraen matrimonio con personas ajenas a su comunidad, (actualmente unos 2.000.000 miembros), están divididos dentro de dos diócesis étnicas en Kerala; una pertenece a la Iglesia Católica Siro-Malabar, y la otra responde al Patriarcado Ortodoxo Siriano. Es de destaca, que en el año 1982, una diócesis Siriana Ortodoxa Knanaya fue establecida en Norte América, la cual cuenta con nueve parroquias en EEUU y Canadá; también existen otras tres comunidades Católicas Knanaya en los EEUU.

 
Siguiente >