Iglesia Católica Maronita

            Los Maronitas del Líbano rastrean sus orígenes hacia finales del siglo IV, cuando un grupo de discípulos se congregó en torno de la carismática figura de San Marón. Ellos mas tarde, fundaron un monasterio ubicado a mitad de camino entre Alepo y Antioquía. En el siglo V, dicho monasterio dio un fuerte apoyo a la doctrina cristológica emanada del Concilio de Calcedonia.

            En el siglo VIII, los monjes se trasladaron junto a un grupo de sus seguidores a una región montañosa del Líbano, donde permanecieron en relativo aislamiento durante siglos. Es precisamente durante este período, dónde ellos comienzan a desarrollar una identidad distintiva, así es como esa Iglesia elegirá a un obispo propio como cabeza, quién tomará el título de Patriarca de Antioquía y de todo el Este.

            Los Maronitas entran en contacto con los Católicos Romanos (latinos) recién en el siglo XII durante las cruzadas, cuando se instauró el Principado Latino de Antioquía. En el año 1182, la totalidad de la Nación Maronita se avino a una cuestionada unión con Roma, dado a que hay una fuerte tradición entre los maronitas, la cual niega la falta de Unión por parte de los Maronitas, con la Santa Sede.

            El Patriarca JEREMIAS II Al Amashitti, (1199-1230) fue el primer Patriarca Maronita en visitar Roma, con el objeto de asistir al IV Concilio Lateranense en 1215. Esto marcó el comienzo de una estrecha relación con la Santa Sede y, por otra parte, la de una creciente tendencia a la latinización. En el siglo XVI, se produjo la invasión turca a la tierra natal de los maronitas, y el comienzo de largos siglos de dominación bajo el Imperio Otomano.

            Un Sínodo que traería aparejadas grandes reformas tuvo lugar en el Monte Líbano durante el año 1736, allí se delineó el Código de Cánones de la Iglesia Maronita, creando una estructura diocesana regular por primera vez en su larga historia, dónde se dejó establecido los principales rasgos de la eclesiología maronita actual.

            En el siglo XIX, las potencias Occidentales, especialmente Francia, comenzó a ofrecer protección a los Maronitas que estaban dentro del Imperio Otomano. En 1860, una masacre de miles de maronitas provocó la intervención militar de Francia. Después de la I Guerra Mundial, el Líbano y Siria pasaron a estar bajo el control de los franceses.

            Cuando Francia otorgó al Líbano su independencia total (1944), los franceses antes de marcharse, intentaron garantizar la seguridad de las comunidades maronitas, es por ello que la constitución libanesa garantizaba que el presidente debería ser siempre un maronita. En 1975, estalla la guerra civil en el Líbano, este hecho dejó al descubierto lo precaria de la situación de esa comunidad en Oriente Medio. Muchos miles de maronitas dejaron el Líbano y se exiliaron en Occidente.

            El patriarca maronita tiene su residencia en BKERKE, desde 1790, a 25 millas de Beirut. Actualmente esta Iglesia tiene unas 10 diócesis en el Líbano, con 770 parroquias y otras 7 jurisdicciones más en el Medio Oriente. Esta es la Iglesia mas numerosa del Líbano, constituyendo alrededor del 37% de los cristianos, y el 17% de la población total del país.

            Hay un Seminario Patriarcal Maronita en Ghazir, y un seminario diocesano en Karm Sadde, cerca de Trípoli. La educación teológica avanzada es dictada en la Universidad del Espíritu Santo en Kaslik. El Colegio Maronita fue fundado en Roma en el año 1584.

            La liturgia Maronita es de origen Siriano Occidental, (tradición palestina) pero está influenciada por la Siriana Oriental y tradiciones latinas. La liturgia eucarística es básicamente una variante de la liturgia Siríaca de San Jacobo, aunque originalmente los servicios se celebraban en siríaco, luego de la invasión árabe a esa región, optaron por celebrar los cultos en lengua árabe en la mayoría de los casos.

            El éxodo reciente de los maronitas, produjo algunas comunidades florecientes en la diáspora, en los EEUU tienen dos diócesis con un total de 57 parroquias y 102 sacerdotes sirviendo a unos 55.000 seglares. En Canadá, la diócesis de San Marón, cuenta con 12 parroquias para sus 80.000 fieles, y la diócesis de Sydney con 9 parroquias para los alrededor de 150.000 maronitas australianos.

LOCALIZACIÓN: Líbano, Siria, Chipre, Egipto, EEUU, Brasil, Canadá, Australia y Argentina.

CABEZA: Patriarca NASRALLAH Cardenal SFEIR (nac.1920 nombrado en 1986 y en 1994 le fue concedido el solio cardenalicio)

TÍTULO:  Patriarca de Antioquía de los Maronitas

RESIDENCIA: Bkerke, Líbano

FIELES: 3.222.000 almas

PATRIARCA DE ANTIOQUÍA

PATRIARCA DE ANTIOQUÍA
DE LOS MARONITAS -UNIATOS-